Los mejores instrumentos musicales para niños autistas

Para los niños que viven con autismo, la capacidad de tocar un instrumento y hacer música con él puede ser una experiencia profundamente positiva e impactante. Existen numerosos instrumentos simples que producen sonidos hermosos y divertidos que pueden disfrutar personas de todas las edades. No es necesario tener una flauta o un sitar con calidad de concierto de varios miles de dólares, además de años de práctica, experiencia y tutela profesional, para poder hacer sonidos que despierten emociones tanto en el jugador como en los oyentes.

Estos ejemplos del mejor instrumento para un niño autista no solo son rápidos de aprender y fáciles de tocar, sino que también son muy asequibles y están disponibles en la mayoría de las tiendas de música. Algunos instrumentos que los no músicos pueden ver como un juguete en realidad pueden tener un valor terapéutico y musical ilimitado.

Beneficios notables

Relajación

El estrés es parte de la vida de casi todos en este mundo moderno, ya seas un padre o un niño. Las personas que tienen desafíos especiales corren un riesgo aún mayor de sentirse demasiado estresadas.

Afortunadamente, la música puede ser una excelente manera de lidiar con el estrés en sus múltiples formas. El simple hecho de escuchar música a menudo puede hacer mucho para aliviar la mente, ya sea por medio de un escape o incluso resolviendo esas emociones difíciles que inevitablemente trae un día ajetreado.

Coordinación mano-ojo/Habilidades motoras finas

Ser capaz de manipular objetos y usar las manos y los pies para hacer que sucedan cosas en el mundo real es esencial para el éxito de casi cualquier persona. Sin formas divertidas de trabajar en estas habilidades, puede parecer una tortura intentar que un niño practique sus habilidades motoras finas. Afortunadamente, poner un instrumento en las manos de un niño debería sentirse más como un regalo y menos como un castigo.

Fomento de la creatividad

Innumerables estudios han demostrado que los niños que tienen un medio para expresar sus pensamientos creativos les va mucho mejor en su vida adulta. No importa cuán desarrollada o “hermosa” pueda ser una idea creativa, el acto de ser creativo en sí mismo funciona de muchas maneras positivas en la mente de un niño.

Una salida emocional

Una de las mayores luchas de los jóvenes con desafíos adicionales en sus vidas es la dificultad para expresar cómo se sienten. La música, como lenguaje emocional universal, es una herramienta increíble para darle un altavoz a los sentimientos más íntimos de una persona, sin importar quiénes sean o con qué luchen.

Los mejores instrumentos para niños autistas

Ukelele: el mejor instrumento para niños autistas

Una de las primeras cosas en las que una persona piensa cuando imagina una escena de playa en una isla tropical es el suave rasgueo de un ukelele. Lo bueno de este pequeño instrumento simple pero hermoso es que no tienes que hacer mucho para que suene bien. Incluso sin poner los dedos en el diapasón, su hijo puede tocar libremente un acorde abierto y producir sonidos que son casi tan relajantes como las olas del mar.

El tamaño del ukelele lo hace perfecto para manos pequeñas. En lugar de que un niño tenga que intentar rodear con los dedos el grueso mástil de una guitarra o un bajo, el mástil de un ukelele es mucho más cómodo y las cuerdas son considerablemente más ligeras. Y es fácil de transportar, lo que significa que puede llevar su instrumento cuando quiera tocar con amigos o tocar en reuniones familiares.

Vea algunos de nuestros ukeleles recomendados .
ukelele

Grabadora

Aunque a veces se lo ve como un instrumento infantil cliché, muchas personas subestiman los hermosos sonidos que pueden surgir de un disco. Con un control adecuado de la respiración, existe una asombrosa gama de expresividad que un músico puede producir en este pequeño instrumento. Debido a su tamaño, es otra opción ideal para las manos pequeñas de los niños pequeños, y también facilita llevar la grabadora a donde quiera que vaya. Las flautas dulces también son geniales para tocar en conjuntos, por lo que cuantos más jugadores jóvenes tengas, ¡mejor!
Grabadora

Xilófono

Hay una familia de instrumentos de percusión cromática que hace que sea exponencialmente más fácil para un niño, y también para muchos adultos, aprender algunos de los conceptos básicos de la teoría musical. Cuando puede ver visualmente el diseño de una escala justo frente a usted, es mucho más fácil determinar qué notas sonarán bien y qué intervalos evitar. También es mucho mejor para los principiantes tener fácil acceso a cada nota; es decir, no tienes que preocuparte por diagramas de digitación complicados, ubicaciones de lengüetas o embocadura. Con cualquiera de los instrumentos de esta familia en particular, tienes cada nota literalmente al alcance de tu mano.

Con la gama de opciones a una variedad de precios, hay algo en esta categoría para casi todos. El xilófono y el glockenspiel suelen ser las opciones más asequibles. Los pianos de juguete pueden ser muy divertidos, especialmente para los fanáticos de Schroeder de Charlie Brown. Si bien estos pueden ser más costosos, si su hijo con autismo se ha enamorado de un teclado barato o un juego de campanas, podría ser el momento de actualizarse a algo que se vea y se sienta como un instrumento real.

Vea algunos de nuestros xilófonos favoritos para niños.

Xilófono

Trompeta

Una gran ventaja con la trompeta y muchos otros instrumentos de metal es el hecho de que solo necesitas usar tres dedos para tocarla. Esto significa que los cuernos como el barítono y la tuba también son excelentes para los niños autistas.

Los instrumentos de metal suelen ser los preferidos por los músicos más ruidosos y carismáticos. Sin embargo, a veces puede ser una forma útil de ayudar a los niños más tímidos a encontrar su voz y ser escuchados. Ya sea que su hijo sea tan introvertido como puede ser o ya sea una mariposa social, podría ser una decisión que le cambiará la vida poner algo como una trompeta en sus manos.
Trompeta

Batería

Una de las cosas más naturales para un niño es usar sus manos para golpear una superficie. Golpear un tambor, y aprender a tocarlo suavemente, puede ayudar con la coordinación mano-ojo, las habilidades motoras finas y el control muscular. A medida que el niño comienza a familiarizarse con el ritmo y los diferentes sonidos que se producen al golpear partes específicas del tambor, el padre o el maestro pueden comenzar a incorporar dinámicas (notas fuertes y notas suaves) para ayudar al niño a desarrollar un mayor control de sus músculos.

Los instrumentos de percusión como los bongos son excelentes para los niños a los que les sobra mucha energía acumulada al final del día. El movimiento físico y la experiencia de golpear un tambor con las manos, sin importar qué tan estilístico o rítmicamente preciso, puede hacer mucho para desahogarse para los niños que enfrentan desafíos todos los días que la mayoría de los niños nunca tienen que enfrentar.

Batería

Deja un comentario