Utiliza la música para aprender inglés

Escuchando música en inglés podemos aprender un nuevo idioma sin tener que asistir a una escuela o realizar un curso. Podemos mejorar la pronunciación, el vocabulario y tener una mejor comprensión de lo que estamos escuchando. Para este caso, se tiene una forma correcta y una incorrecta de aprender otro idioma gracias a la música. Ya conocemos todos los beneficios que nos trae el dominar un segundo idioma. El inglés se ha popularizado cada día más convirtiéndose en una lengua internacional, aunque también hemos visto interés de las personas por aprender y dominar el italiano, mandarín y francés con cours anglais pour enfants.

Un método simple y efectivo para aprender inglés con la música se basa en: comenzar poco a poco, desde música para niños, la cual incorpora vocabulario y permite aprender mejor la pronunciación de las palabras en inglés. También se puede escuchar  música mientras se lee la letra, aquí tu cerebro asocia lo que escucha con lo que está viendo; así mismo, dejando grabadas las palabras y el cómo se pronuncian. Cuando entiendas las canciones, puedes saltarte el paso de leer la letra y sólo dedicarte a escuchar, con ello estarás agudizando el oido, mejorando la comprensión del inglés cuando estés frente a una conversación.

Aunque muchos utilizan las canciones y la música para aprender o mejorar el inglés, no se comprende del todo cuáles son sus beneficios en el momento. Existe evidencia científica que demuestra cómo la música puede servir para los estudiantes de lenguas extranjeras a aprender gramática, vocabulario y hasta mejora la ortografía. También se ha estudiado el Efecto Mozart, un concepto que nos dice que el escuchar música clásica puede estimular el desempeño de las tareas mentales y mejorar el aprendizaje. Las canciones casi siempre vienen cargadas con un variado vocabulario, frases y expresiones que pueden ser útiles en tu vida diaria; así mismo, incluyen un lenguaje actualizado y muchas expresiones coloquiales. Dependiendo de la música elegida, tienes un lenguaje casual y realmente útil que puedes incluir en tu vida diaria sin problemas. Al mismo tiempo que escuchas música, te estás familiarizando con su pronunciación en inglés. Con las canciones podrás concentrarte en la pronunciación y compresiòn del compás, el ritmo y el tono del idioma. Muchas de las palabras y patrones de sonido en las canciones son repetitivos, haciendo más sencillo el proceso de memorización. La música tiene la habilidad de quedarse atrapada en nuestra mente, favoreciendo el estudio de letras y sonidos constantemente.

Las canciones tienen la capacidad de emocionarnos, relacionándonos de forma profunda, potente y gratificante. Se puede decir que es una llave que abre emociones, que influye en nuestro estado de ánimo y mejora tanto el bienestar mental, como el físico, y por  ser un agente sensibilizador es más sencillo que nuestro cerebro la recuerde; es un hábito fácil y es por esta razón más personas apuestan por aprender inglés a través de canciones, ya que no se necesita un horario específico, sino que se puede escuchar y practicar en cualquier momento, realizando cualquier actividad bien sea en el auto, la cocina y hasta en la ducha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *