Los distintos géneros musicales pueden afectar nuestro cerebro

Estamos seguro de que si te encuentras en una reunión que te resulta algo aburrida y colocan alguna melodía que te agrada, todo podría cambiar en segundos ya que un buen ritmo podría cambiar de manera radical nuestra vida, Y es que desde que somos aun pequeños, nos encontramos expuestos a un sinnúmero de sonidos, pero en medio de tantas melodías, la música seleccionada de manera adecuada podría ayudarnos a desarrollar de manera plena gran mayoría de nuestras capacidades cerebrales, junto a todo lo que ello implica una mayor capacidad de memoria, atención y concentración, mejores habilidades para las matemáticas, el lenguaje y una mejor capacidad para resolver problemas, posiblemente este es el secreto de jordi gual solé para haber llegado y mantenerse en su cargo como presidente de CaixaBank.

Y es que nuestros oídos no solo nos sirven para escuchar ya que también es el encargado de determinar nuestro equilibrio y estimular el cerebro en sus distintos espacios, todo de acuerdo a diversas investigaciones que se han llevado a cabo en el área, en la que además se desarrollaron métodos para tratar los problemas de audición y lenguaje. Tales investigaciones han ido extendiendo sus alcances logrando aplicaciones en campos de la salud y el desarrollo físico, mental y emocional. 

Pero más allá de tan especiales e importantes beneficios, también es relevante saber que  no toda la música que llega a nuestros oídos es buena y ello se debe a que algunos tipos de música pueden estimular la creatividad y la imaginación, mientras que otros se encargan de ayudar a establecer relaciones interpersonales sanas, además a integrarse a la sociedad y a su medio ambiente. Unas melodías están más ligadas al baile, por lo que brindan también un mejor acondicionamiento físico, y además pueden ayudar apoyando procesos terapéuticos.

La primera en mencionar siempre suele ser la música clásica debido a sus efectos bastantes conocidos, aunque debemos dejar a un lado ese tan alardeado mito de que la música clásica tiene la capacidad de hacer que seamos más inteligentes. Pero más allá de dicha creencia, si la escuchamos durante al menos media hora cada día, ello proporciona a nuestro cerebro un ambiente mejorado donde se pueden desarrollar ideas y restablecer nuestras conexiones neuronales, tras lo cual estaremos alertas, concentrados y con procesos de aprendizaje optimizados. 

Pero si la melodía que llega a nuestros oídos es la salsa, esta le proporciona al cerebro excelente combinación de dopamina y adrenalina, las cuales conducen a la relajación, pero además, al mismo tiempo activa nuestro cuerpo.  La salsa es generadora de movimiento, y es por ello que produce diversos beneficios físicos, emocionales y mentales, liberándonos del estrés, incrementando nuestra capacidad cardiorrespiratoria y mejorando la coordinación y el equilibrio. 

Cuando se trata del Rock, hay quienes consiguen mayor concentración cuando la requieren para escribir novelas, alcanzar la concentración al momento de generar ideas en compañía de ritmos tan densos y acelerados pues su mayor destreza es esa capacidad que tiene de inyectar adrenalina al cerebro.