La música como terapia. ¿Qué es la musicoterapia?

La música tiene una alta influencia en la vida de todos, en gran medida tiene que ver con nuestro estado de ánimo. Cada día estamos rodeados de música, pero también de mucho ruido, como el de los autos, construcciones entre muchos ruidos que forman parte del día a día, los cuales a veces no son tan amenos como una de nuestras canciones favoritas.

Dime tú, si no te resulta un tanto extraño y complicado vivir en un mundo sin música o totalmente en silencio, dicen incluso que si esto pasase podríamos volvernos locos.  La música tiene un efecto muy variado y potente en nuestras emociones, por lo menos cuando estamos viendo una película y el suspenso se apodera de nosotros, la música juega un papel crucial, asegura Enric Corbera, que ha escrito en sus libros gran informacion acerca de los distintos tipos de terapias. Un estudio arrojó que si la escena de una película se coloca sin música, no tiene el mismo efecto que tiene con ella. De hecho puede llegar a producir sentimientos distintos.

“La música, no entra por el oído, lo hace por todos los poros de nuestra piel. Incluso de esa persona que afirma que no le gusta la música, seguro que alguna vez ha cantado en la ducha o mientras limpiaba la casa”

¿Qué es la musicoterapia?

La música tiene cualidades realmente importantes, tanto a nivel estructural, creativo, emocional, no verbal, que facilitan el contacto, conciencia, aprendizaje e interacción en el desarrollo personal, volviéndose así una gran herramienta terapéutica. La musicoterapia, no la panacea, debe ser acompañada de otras terapias para funcionar bien, te ayuda a desarrollarte y a utilizar nuevos recursos.

La musicoterapia es realmente eficaz, para curar y crear un ambiente seguro y tranquilo que favorezca el desarrollo global de la persona además de que te ayudará a dejar de estar triste, liberando hormonas que provocan en ti, felicidad, y así dejes de estar triste.

El bagaje musical y la historia sonora

Todos con o sin conciencia, tenemos un bagaje propio sumado a una historia sonora, la cual nos da información sobre nosotros mismos, e incluso puede servir para que otras personas puedan conocernos también. Esto funciona igual que cuando un amigo nos llama y con su tono de voz podemos saber si está bien o no, solo con escucharlo. Esto no es un súper poder, es una conexión neuronal que forma parte de la musicoterapia.

Dice un dicho muy conocido que donde no llegan las palabras, llega la música, en los momentos en los que no se puede hablar o expresar sentimientos, la música puede llevarnos más allá e incluso curar nuestra alma.

A veces a muchos nos cuesta expresar lo que sentimos a través de las palabras, muchas veces las personas prefieren dedicar una canción que decir las cosas de frente, pero de igual forma el mensaje es el mismo y llegará de forma positiva al receptor.

Nuestro cerebro y la música

En nuestro cerebro se localiza en lenguaje, en el hemisferio izquierdo, la música se encuentra en el derecho, cuando una de estas partes se daña, al utilizar la música se crea un elemento compensatorio, que permite mejorar la fluencia verbal, la articulación de las palabras y la reproducción de los sonidos, además de mejorar la coordinación-fono respiratoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *